EL BLOG DEL REAL MADRID

EL BLOG DEL REAL MADRID QUE NO TE PUEDES PERDER

Cuenta la leyenda que Damokles era cortesano de Dionisio I, El Viejo (siglo IV, AC), tirano de Siracusa, a quien envidiaba por su vida aparentemente afortunada y cómoda. El rey, con el propósito de escarmentarlo, decidió que Damokles lo sustituyera durante un festín, pero para ello dispuso que sobre su cabeza pendiera una afilada espada desnuda suspendida de una crin de caballo. De esta manera, Damokles pudo comprender lo efímero e inestable de la prosperidad y del lujoso modo de vivir del monarca. La frase la espada de Damokles se utiliza desde hace mucho tiempo, para expresar la presencia de un peligro inminente o de una amenaza.

El Real Madrid es como Dionisio I, el Rey al que todos temen y envidian; pero como tal, sujeto a las críticas más feroces. Su reinado siempre se ve envuelto en fuertes disputas en las que nunca faltan rivales para asaltar el trono. El Madrid siempre convivirá con esta amenaza histórica, su espada de Damokles dispuesta a cortarle la cabeza.

30 oct. 2011

EL MIEDO FUE REAL

foto As
REAL SOCIEDAD 0  REAL MADRID 1


Un Maestro cogió una vasija grande y piedras de diverso tamaño y preguntó a sus alumnos: -¿Cuántas piedras pensáis que caben en la vasija?
Los alumnos hicieron sus cálculos y el Maestro comenzó a introducir las piedras hasta que llenó la vasija y preguntó: -¿Está llena?
Los alumnos asintieron, pero ante su sorpresa el Maestro sacó otra vasija con piedrecitas de gravilla, introdujo esta gravilla en la vasija grande y la agitó penetrando esta en los espacios sin cubrir. El Maestro con una sonrisa irónica volvió a interrogar: -¿Está llena?
Ahora, los alumnos dudaron. El Maestro dijo, tal vez no y a continuación cogió otra vasija con arena y la volcó en la vasija grande, la arena se filtró por los más pequeños recovecos. ¿Está llena? Preguntó. Los alumnos ante el fundado temor a equivocarse, dijeron no. ¡Muy bien! Exclamó el Maestro. Entonces sacó una vasija con agua y la comenzó a verter en la vasija grande llenándola aún más, pero la dejó ligeramente sin llenar.

El Real Madrid comprendió que no siempre puede llenar su vasija con lustroso fútbol, más bonito y admirado. A veces, son las victorias volátiles y menos agradecidas las que deben colarse por los agujeros. Pero no por aburridas y carentes de grandes elogios, son menos valiosas. Todas y cada una de ellas, son las que al final del trayecto, acabaran completando la vasija liguera.

El temor es una emoción dolorosa, excitada por la proximidad de un peligro, real o imaginario. El Madrid es Real, pero los hombres de Montainer no solo se imaginaron su peligro, sino que les paralizó. De lo contrario, cuesta entender como un equipo del calibre de los vascos, jugando en casa, pudo salir tan temeroso atrás. El miércoles, el Madrid no solo ganó al Villareal, sino que lanzó un mensaje que acabaría por derrumbar, sin apenas esfuerzo, el muro donostiarra. Higuaín, otra vez Higuaín, tardó ocho minutos en firmar el parte de defunción. Higuaín y Benzema, Benzema e Higuaín. Dos hijos y un padre, Mourinho. Ayer tocó poner la mesa al francés, a Higuaín le tocó jugar en su habitación. Su amiguito Coentrao le ayudó a recoger los juguetes con el pase que significó el único gol del partido.

Ahí empezó todo, ahí acabó. El Madrid, sorprendido por la pasividad de la Real a la cual parecía valerle el 0-1. Quizás debió pensar que era un buen resultado para la vuelta... Después de los últimos festines, el león no estaba hambriento y eso, lo pagó el espectador. Pecado que se saldará el miércoles con un par de Padres Nuestros en Lyon.

Decían que esta era un liga de dos: Madrid-Barça, Barça-Madrid. Yo añadiría dos equipos más. Los suplentes del Madrid y los suplentes del Barça. Entre estos cuatro equipos se llevaran las habichuelas. Entre medio, Champions y Copa. Parece mucha tarta, pero ante tanta voracidad me temo que alguien se quedará sin postre.

4 comentarios:

  1. Miedo, lo que se dice miedo, no. Ahora bien, hubo mucho tiempo que se estuvo en el alambre, a expensas de que un mal despeje o un córner aguaran la fiesta.

    Mou hizo bien celebrando como celebró.
    Saludos desde Todo Real Madrid.

    ResponderEliminar
  2. Bienvenido hacedor de nuevos corazones blancos...
    ...en tu ausencia lo habitual: intocable messi; a jugar sin oposición: ciertamente ni DiStefano ni Pelé ni Maradona, ni Zidane jugaron con tantos padrinos de apoyo
    El Barça con descorchador; partido complicado, ocasiones del contrario: pum uno fuera, pum dos y...a puntuar.
    Aún así este año sí vamos a cazar al ofidio escirridizo, sí.

    ResponderEliminar
  3. no blanco doble , lo del miedo real me referia a la real sociedad como explico en la cronica. Lo que pasa que con tanto juego de palabra igual lio un poco. Gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  4. hola damokles! no pude ver el partido del madrid. pero lo que hicímos fue cumplir. tenemos que recordar que allí el barcelona empató a dos gles.
    un saludo!!

    ResponderEliminar