EL BLOG DEL REAL MADRID

EL BLOG DEL REAL MADRID QUE NO TE PUEDES PERDER

Cuenta la leyenda que Damokles era cortesano de Dionisio I, El Viejo (siglo IV, AC), tirano de Siracusa, a quien envidiaba por su vida aparentemente afortunada y cómoda. El rey, con el propósito de escarmentarlo, decidió que Damokles lo sustituyera durante un festín, pero para ello dispuso que sobre su cabeza pendiera una afilada espada desnuda suspendida de una crin de caballo. De esta manera, Damokles pudo comprender lo efímero e inestable de la prosperidad y del lujoso modo de vivir del monarca. La frase la espada de Damokles se utiliza desde hace mucho tiempo, para expresar la presencia de un peligro inminente o de una amenaza.

El Real Madrid es como Dionisio I, el Rey al que todos temen y envidian; pero como tal, sujeto a las críticas más feroces. Su reinado siempre se ve envuelto en fuertes disputas en las que nunca faltan rivales para asaltar el trono. El Madrid siempre convivirá con esta amenaza histórica, su espada de Damokles dispuesta a cortarle la cabeza.

17 abr. 2011

DIEZ RAZONES PARA CREER

foto Marca

REAL MADRID 1  BARCELONA 1


Llevó un labrador su yunta de bueyes al abrevadero. Caminaba por ahí cerca un lobo hambriento en busca de comida. Encontró el lobo el arado y empezó a lamer los bordes del yugo, y enseguida y sin darse cuenta terminó por meter su cabeza adentro. Agitándose como mejor podía para soltarse, arrastraba el arado a lo largo del surco. Al regresar el labrador, y viéndolo en esta actividad le dijo: -- ¡Ah, lobo ladrón, que felicidad si fuera cierto que renunciaste a tu oficio y te has unido a trabajar honradamente la tierra!

A veces, por casualidad o no, los malvados parecieran actuar bien, mas su naturaleza siempre los delata. Muñiz Fernandez, por azar o no, no señaló penalti en la acción de Villa con Casillas. Si bien es cierto, que tirando de jurisprudencia (véase penalti de Valdés a Ronaldo en Camp Nou) su decisión fue la correcta. Pero Muñiz no estaba labrando el campo. Como el lobo, no había renunciado a su oficio. A la mínima oportunidad, el lobo se comió una oveja. Expulsó a Albiol cuando con una amarilla habría bastado. Ya con los deberes hechos, el juez y parte, se sorprendió a si mismo pitando el penalti sobre Marcelo. Temeroso de que sus actos tuvieran consecuencias, decidió minimizar daños no sacando la segunda amarilla a Alves. Claro que, Mourinho ya se había adelantado a los acontecimiento ensayando con diez durante la semana...


El Barça, dicen que es el equipo que mejor juega del mundo, el Madrid decidió comprobarlo. Los hombres de Mou le entregaron el honor de manejar el rumbo del partido. Mourinho dio descanso a Özil y entregó la guadaña a Pepe. El luso fue un quebradero de cabeza para el Barcelona, él solo se bastó para que durante la primera parte solo Messi inquietara a Casillas. El crack argentino tuvo la mejor ocasión culé en una dibujada vaselina que Casillas se encargó de borrar. El Madrid, por su parte, aguardaba las salidas a la contra con el tridente Di María, Ronaldo y Benzema. Precipitado el primero, voluntarioso el segundo y desaparecido el tercero; el peligro llegaba a balón parado. CR7 pudo marcar a la salida de un córner, pero Adriano sacó sobre la linea de gol las esperanzas blancas.


Tras el tentempié, la cara de Muñiz aventuraba lo que muchos temíamos. Llamada al móvil, ¿quizás?. Lo cierto es que no tardó en intercambiar infierno por paraíso. Inocente penalti de Albiol a Villa. Albiol vio la roja, Muñiz la luz. Era el minuto 52 y Messi transformaba el penalti dando una estocada mortal a la Liga. 


Pero los rivales del Madrid no aprenden la lección. La historia se repite una y otra vez. Lo que representa inyección mortal para la mayoría; genera fuente de adrenalina en los merengues. Adebayor y Özil salieron a escena, siendo este último el que viró el rumbo del partido. El Madrid utilizó la sangre de sus heridas como pintura de guerra y se dispuso a romper todas las cadenas que le habían atenazado. El Barça estaba pagando el error de no matar a la bestia cuando esta yacía malherida en su morada.


En una de las embestidas, Ronaldo habilitó para Marcelo que fue derribado por Alves dentro del área. Muñiz pitó penalti pero se hizo el olvidadizo respecto a la tarjeta a Alves, que previamente ya había sido amonestado. CR7 empataba un encuentro imposible. Y bien pudo Khedira completar la gesta en los instantes finales, pero Valdés atajó la épica con sus guantes.


La guerra de la galaxias vivió anoche su episodio one y no defraudó. Fue un partido intenso, sin muchas ocasiones, pero vibrante y emotivo. El Barça salió airoso de la batalla liguera, pero el Madrid se llevó la batalla moral. El Madrid fue fuerte porque reconoció su debilidad y esto hará que afronte la Copa seguro de sus posibilidades. El Madrid acabó el partido cercando a su presa. Pero no hay gran cazador sin buena caza y el Barça representa el trofeo mayor. El miércoles en Valencia vuelve la borrachera de clásicos, veremos que equipo acaba en pie tras la última Copa.

7 comentarios:

  1. te recuerdo durante un año llevas recordandome el penalti a cr7 en cada cafe que compartimos, y lo sabes!! asi que tirando de jurisprudencia para ti es penalti, no???
    no hables de amarillas, porque nos robaron un penalti a villa.
    daos por satisfechos con el emparte y decid adios a la liga.
    el miercoles os borraremos otro sueño mas..

    ResponderEliminar
  2. si, si, penalti, clarisimo, tan claro como que Villa se va tirando antes de que le toque Casillas, pero lo podía haber pitado, la verdad. Ya se encargaron de recordarselo en el descanso!!!

    ResponderEliminar
  3. donde estan las ratas de esta web??vaya vaya k empiezan a esconder la colita..
    dile al juanet del maresme que se asome, anda..

    ResponderEliminar
  4. @montoro
    Creo que Muñiz los ha expulsado...

    ResponderEliminar
  5. ...ni con zotal, vamos a purificar a este exblanco rumboso, al igual que con la triste historia de su club, la cual ya no recuerdan ( seguro que sí) van a borrar de su mente los últimos 30', en los que boquearon como carpas viejas, ni sus rastreras infiltraciones al clembutorizado puyol pudieron aguar la reacción del espíritu de moi, el miércoles brau seguimos, la batalla de la defenestración va a empezar...el zotal es el camino, my friend

    ResponderEliminar
  6. @juanito
    Increible lo de puyol. El tio sale en camilla como si hubiera rodado Platton y cuando acaba el partido va corriendo a celebrar el empate al medio campo. Vaya, tela. Pues nada, un héroe el chaval.

    ResponderEliminar
  7. Coincido que moralmente salimos reforzados. El penalti que reclaman sobre Villa no es, se ve claramente como patina con la pierna antes de que entre en contacto con Casillas.

    Me hace mucha gracia ver como los medios dicen que el Madrid fue ultradefensivo por renunciar a la posesión de balón. Pues oye, que con la poca posesión que tuvimos generamos más ocasiones y más peligro...

    ResponderEliminar