EL BLOG DEL REAL MADRID

EL BLOG DEL REAL MADRID QUE NO TE PUEDES PERDER

Cuenta la leyenda que Damokles era cortesano de Dionisio I, El Viejo (siglo IV, AC), tirano de Siracusa, a quien envidiaba por su vida aparentemente afortunada y cómoda. El rey, con el propósito de escarmentarlo, decidió que Damokles lo sustituyera durante un festín, pero para ello dispuso que sobre su cabeza pendiera una afilada espada desnuda suspendida de una crin de caballo. De esta manera, Damokles pudo comprender lo efímero e inestable de la prosperidad y del lujoso modo de vivir del monarca. La frase la espada de Damokles se utiliza desde hace mucho tiempo, para expresar la presencia de un peligro inminente o de una amenaza.

El Real Madrid es como Dionisio I, el Rey al que todos temen y envidian; pero como tal, sujeto a las críticas más feroces. Su reinado siempre se ve envuelto en fuertes disputas en las que nunca faltan rivales para asaltar el trono. El Madrid siempre convivirá con esta amenaza histórica, su espada de Damokles dispuesta a cortarle la cabeza.

13 jul. 2011

UNA DE CORSARIOS

foto As

En el siglo XVI el reino de España, gracias a sus conquistas y a su poderosa flota naval, se había convertido en el país más grande y rico del globo. Franceses e Ingleses contemplaban con envidia como los españoles se llevaban riquezas y tesoros sin compartirlos con ellos. La falta de monedas y la carencia de naves propias, llevaron a estas dos potencias a firmar pactos con aquellos capitanes de barcos que deseosos de aventura y riqueza, quisieran cruzar el mar y atacar los navíos españoles.

A esa forma de viajar se le llamó ir a corso, "correr por el mar". Estos capitanes de barcos fueron llamados corsarios y gracias a la patente de estas dos naciones se dedicaron a practicar la piratería contra el imperio español. Así los corsarios no fueran mas que vulgares piratas que al servicio de franceses e ingleses se encargaron de saquear, capturar y aniquilar los barcos españoles; cambiando el rumbo de la historia.

Cinco siglos después desayunamos con la noticia que Massimo Busacca, árbitro suizo perteneciente al triunvirato de los acusados por Mourinho, ha sido designado nuevo jefe del Departamento de Arbitraje de la FIFA. Los Corsarios reaparecen de nuevo.

Con Busacca controlando los mares del Sur y Villar patrullando el Mediterráneo, el emergente reino barcelonista se asegura una larga patente de corso. La nave madridista, La Perla Blanca, reina de los nueve mares seguirá siendo perseguida, abordada y vilipendiada. 

Quizás la llegada de nuevos marineros como Neymar, Agüero o Sahin, permita subir la velocidad de crucero y que el Madrid no pueda ser alcanzado por los corsarios cules. O quizás este año los piratas al servicio de la corona decidan abordar otros barcos. Pero lo seguro, es que mientras el Madrid tenga al frente de su nave al más temido de todos los piratas, el imperio estará a salvo. Como decía Sabina; un pirata cojo con pata de palo, con parche en el ojo y cara de malo. Un pirata llamado Jose Mourinho. Al abordaje!!!