EL BLOG DEL REAL MADRID

EL BLOG DEL REAL MADRID QUE NO TE PUEDES PERDER

Cuenta la leyenda que Damokles era cortesano de Dionisio I, El Viejo (siglo IV, AC), tirano de Siracusa, a quien envidiaba por su vida aparentemente afortunada y cómoda. El rey, con el propósito de escarmentarlo, decidió que Damokles lo sustituyera durante un festín, pero para ello dispuso que sobre su cabeza pendiera una afilada espada desnuda suspendida de una crin de caballo. De esta manera, Damokles pudo comprender lo efímero e inestable de la prosperidad y del lujoso modo de vivir del monarca. La frase la espada de Damokles se utiliza desde hace mucho tiempo, para expresar la presencia de un peligro inminente o de una amenaza.

El Real Madrid es como Dionisio I, el Rey al que todos temen y envidian; pero como tal, sujeto a las críticas más feroces. Su reinado siempre se ve envuelto en fuertes disputas en las que nunca faltan rivales para asaltar el trono. El Madrid siempre convivirá con esta amenaza histórica, su espada de Damokles dispuesta a cortarle la cabeza.

30 oct. 2011

EL MIEDO FUE REAL

foto As
REAL SOCIEDAD 0  REAL MADRID 1


Un Maestro cogió una vasija grande y piedras de diverso tamaño y preguntó a sus alumnos: -¿Cuántas piedras pensáis que caben en la vasija?
Los alumnos hicieron sus cálculos y el Maestro comenzó a introducir las piedras hasta que llenó la vasija y preguntó: -¿Está llena?
Los alumnos asintieron, pero ante su sorpresa el Maestro sacó otra vasija con piedrecitas de gravilla, introdujo esta gravilla en la vasija grande y la agitó penetrando esta en los espacios sin cubrir. El Maestro con una sonrisa irónica volvió a interrogar: -¿Está llena?
Ahora, los alumnos dudaron. El Maestro dijo, tal vez no y a continuación cogió otra vasija con arena y la volcó en la vasija grande, la arena se filtró por los más pequeños recovecos. ¿Está llena? Preguntó. Los alumnos ante el fundado temor a equivocarse, dijeron no. ¡Muy bien! Exclamó el Maestro. Entonces sacó una vasija con agua y la comenzó a verter en la vasija grande llenándola aún más, pero la dejó ligeramente sin llenar.

El Real Madrid comprendió que no siempre puede llenar su vasija con lustroso fútbol, más bonito y admirado. A veces, son las victorias volátiles y menos agradecidas las que deben colarse por los agujeros. Pero no por aburridas y carentes de grandes elogios, son menos valiosas. Todas y cada una de ellas, son las que al final del trayecto, acabaran completando la vasija liguera.

El temor es una emoción dolorosa, excitada por la proximidad de un peligro, real o imaginario. El Madrid es Real, pero los hombres de Montainer no solo se imaginaron su peligro, sino que les paralizó. De lo contrario, cuesta entender como un equipo del calibre de los vascos, jugando en casa, pudo salir tan temeroso atrás. El miércoles, el Madrid no solo ganó al Villareal, sino que lanzó un mensaje que acabaría por derrumbar, sin apenas esfuerzo, el muro donostiarra. Higuaín, otra vez Higuaín, tardó ocho minutos en firmar el parte de defunción. Higuaín y Benzema, Benzema e Higuaín. Dos hijos y un padre, Mourinho. Ayer tocó poner la mesa al francés, a Higuaín le tocó jugar en su habitación. Su amiguito Coentrao le ayudó a recoger los juguetes con el pase que significó el único gol del partido.

Ahí empezó todo, ahí acabó. El Madrid, sorprendido por la pasividad de la Real a la cual parecía valerle el 0-1. Quizás debió pensar que era un buen resultado para la vuelta... Después de los últimos festines, el león no estaba hambriento y eso, lo pagó el espectador. Pecado que se saldará el miércoles con un par de Padres Nuestros en Lyon.

Decían que esta era un liga de dos: Madrid-Barça, Barça-Madrid. Yo añadiría dos equipos más. Los suplentes del Madrid y los suplentes del Barça. Entre estos cuatro equipos se llevaran las habichuelas. Entre medio, Champions y Copa. Parece mucha tarta, pero ante tanta voracidad me temo que alguien se quedará sin postre.

27 oct. 2011

ASI, ASI, ASI MACHACA EL MADRID

foto el Mundo

REAL MADRID 3  VILLAREAL 0

Un humilde picador de piedra vivía resignado en su pobreza, aunque anhelaba con deseo convertirse en un hombre rico y poderoso. Un buen día expresó en voz alta su deseo y cuál fue su sorpresa cuando vio que éste se había hecho realidad: se había convertido en un rico mercader.
Al poco tiempo se cercioró de que debido a su condición se había creado muchos enemigos y sintió miedo. Cuando vio cómo un feroz samurai resolvía las divergencias con sus enemigos, quiso convertirse en tan respetado guerrero y así fue. Un día se sorprendió mirando al sol desde la seguridad de la ventana de su casa y pensó: "él si que es superior, está por encima de todas las cosas. ¡Quiero ser el sol!".
Cuando logró su propósito, tuvo la mala suerte de que una nube se interpuso en su camino entorpeciendo su visión y pensó que la nube era realmente poderosa. Pero un viento arrastro la nube, entonces decidió que quería ser viento. Cuando fue viento, observó que aunque soplaba con gran fuerza a una roca, ésta no se movía y pensó: ¡ella sí que es realmente fuerte, no hay nada más fuerte que una roca en todo el universo.
Pero cuál fue su sorpresa al ver que apareció un picador de piedra que tallaba la roca y empezaba a darle la forma que quería pese a su contraria voluntad. Esto le hizo reflexionar y le llevó a pensar que, en definitiva, su condición inicial no era tan mala. Deseaba volver a ser un humilde picador.

Andaba el Madrid perdido en pensamientos que le hacían desear ser un equipo de toque, al estilo del Barcelona. Pero cuando vio que lo comparaban en exceso busco ser el mejor  al contragolpe. Dicho estilo no le resulto placentero, ya que no cubría todas las expectectativas. Así que soñó con controlar los partidos, pero esto tampoco resulto. Así que un día simplemente decidió ser el mismo, el equipo que había maravillado al mundo entero con su juego febril, rápido y que asfixiaba a sus rivales hasta el punto de pedir clemencia ante semejante avalancha.

El Madrid, al igual que los últimos partidos, solo necesito media hora para hundir al submarino amarillo. El pitido inicial libero el avispero en el que se convirtió el Bernabeu para los jugadores levantinos. Fue media hora de fútbol descomunal. Convertir a jugadores de la talla de Rossi, Cani, De Guzman, Valero y compañía en juveniles; tiene un merito enorme. El equipo de Mourinho parecía jugar con unas décimas de fiebre, fabulosamente alocado y sublimemente extasiado. La pelota pasaba tan rápido que los jugadores del Villareal no la veían, los expectadores la deducían.

A los dos minutos ya le habían anulado un gol a Sergio Ramos, simplemente retrasaba la agonía. Estado este en el que cayeron los hombres de Garrido con los goles de Benzema, Kaka y Di María. Goles de todos los posibles estilos habidos y por haber. Mención especial a Di María. El argentino pudo hasta con el cámara de televisión. Fenomenal Ramos como central. Esta posición parece centrarle efectivamente, sobretodo la cabeza. Por su parte Marcelo sigue con su escalada hasta la cumbre de su ocho mil particular, Roberto Carlos

En la segunda parte el Villareal firmó la rendición, el Madrid gentilmente aceptó. Alguna intervención aislada de Casillas sirvió para que el mejor portero del Mundo pudiera cobrar las dietas. En definitiva, el Madrid ha recuperado su estilo de siempre. Una forma alegre, vistosa y sobretodo demoledora de jugar al fútbol. 

Ahora saldrán muchos debates sobre quien juega mejor al fútbol. ¿Papa o Mamá?. ¿El Madrid o el Barça ? Diferentes formas de llevar las cartas al buzón. Las dos validas. A unos le gustara mas el estilo cule de picar a los timbres, saludar a los vecinos y ordenarlas por orden alfabético. A otros, en cambio, prefieren dejarlas directamente debajo de la puerta o arrojarlas por las ventana abiertas. Yo me apunto a este sistema, mucho mas practico y vistoso. Pero esto es largo y todavía queda mucha correspondencia por repartir.

3 oct. 2011

DE LA BARBACOA AL GUATEQUE

foto As

ESPAÑOL 0  REAL MADRID 4

Los hijos de un labrador vivían en discordia y desunión, por lo cual resolvió darles una lección con la experiencia. Les llamó y les dijo que le llevaran una gavilla de varas. Cumplida la orden, les dio las varas en haz y les dijo que las rompieran; mas a pesar de todos sus esfuerzos, no lo consiguieron. Entonces deshizo el haz y les dio las varas una a una; los hijos las rompieron fácilmente.
- Ahí tienen! les dijo el padre-. Si también ustedes, hijos míos, permanecen unidos, serán invencibles ante sus enemigos; pero estando divididos serán vencidos uno a uno con facilidad.

Mourinho juntó al equipo al fuego de una barbacoa donde les mostró la importancia de estar unidos. Cornellá era una salida muy peligrosa en la cual debía ponerse a prueba la conjura cárnica. Las últimas visitas a Levante y Santander, no hacían presagiar nada bueno. Pero en Barcelona, el Madrid jugó como un equipo. Higuaín fue el encargado de poner toda la carne en el asador...

Especial mención a Ronaldo. Su generosidad fue sorprendente. Acostumbrados a su verle lanzar y rematar su propio corner; llamó la atención que incluso dejara lanzar faltas a Alonso. Dos pases suyos implicaron que Higuaín pudiera abrir el melón y que Callejón, lo cerrara. Ronaldo no marcó, pero salió de Cornellá siendo mejor jugador. El que si lo hizo fue el Pipita. Su hat trick cerró el debate sobre su recuperación, pero abrirá el debate del 9. El combate Benzema-Higuaín lo ganará el Madrid.

Quizás fue demasiado castigo para un tierno Español que cayó en la trampa que le tendió el Madrid. Las grandes ocasiones que tuvo el equipo de Pochettino fueron una invitación a batalla a campo abierto. El Español aceptó el reto y salió trasquilado. En parte, a que el número que luce Casillas en su espalda no es aleatorio. Y en parte a que hoy el Madrid, no estaba para barbacoas.

Parece que la pequeña borrasca de las ultimas salidas quedó atrás. El Madrid no fue brillante, pero si práctico y efectivo. El frío del invierno se acerca y no está de mas, ir aprovisiendose de leña para lo que se avecina.