EL BLOG DEL REAL MADRID

EL BLOG DEL REAL MADRID QUE NO TE PUEDES PERDER

Cuenta la leyenda que Damokles era cortesano de Dionisio I, El Viejo (siglo IV, AC), tirano de Siracusa, a quien envidiaba por su vida aparentemente afortunada y cómoda. El rey, con el propósito de escarmentarlo, decidió que Damokles lo sustituyera durante un festín, pero para ello dispuso que sobre su cabeza pendiera una afilada espada desnuda suspendida de una crin de caballo. De esta manera, Damokles pudo comprender lo efímero e inestable de la prosperidad y del lujoso modo de vivir del monarca. La frase la espada de Damokles se utiliza desde hace mucho tiempo, para expresar la presencia de un peligro inminente o de una amenaza.

El Real Madrid es como Dionisio I, el Rey al que todos temen y envidian; pero como tal, sujeto a las críticas más feroces. Su reinado siempre se ve envuelto en fuertes disputas en las que nunca faltan rivales para asaltar el trono. El Madrid siempre convivirá con esta amenaza histórica, su espada de Damokles dispuesta a cortarle la cabeza.

13 oct. 2010

DE LA SIESTA NACIONAL A LA FIESTA NACIONAL

foto Marca

ESCOCIA 2  ESPAÑA 3

"La libertad, requiere sacrificios". Este era el lema de William Wallace, el legendario plebeyo escocés que lideró la revuelta de su pueblo contra el invasor Inglés. Esta noche España encontró en Fernando Llorente a su William Wallace particular; liderando la selección en una gran victoria, en un magnífico escenario.

Los 50.000 escoceses que llenaban el Hamden Park de Glasgow se encargaron del coro, España puso la música. La Roja jugó un partido sublime durante  sesenta minutos y un minipartido lamentable en diez. Llorente salió para resolver en 5 minutos, le sobraron dos.

Gran primera parte de los nuestros con un destacadisimo Xabi Alonso y un genial Iniesta. España tocaba y tocaba, Escocia miraba y miraba. La defensa escocesa parecía la de un futbolín. Diez hombres atrás en dos lineas de cinco, unidos por una barra invisible que solo les permitía los movimientos laterales. Villa buscaba como loco el gol que le igualara con el gran Raúl. Pero la sombra del exsiete blanco era muy alargada y el Guaje se precipitaba en todas sus acciones. ¡Menos mal que el ansioso era Ronaldo!.

España era como un maestro de esgrima. Lanzaba y lanzaba ataques, marcando al contrario, pero sin herir a su oponente. En el min. 44 un centro en el área escocesa lo remató de bolea Ramos. El balón golpeó en Whittaker, defensa con nombre de boxeador. El resultado no pudo ser otro, manotazo, penalti. Villa se encargó de despejar fantasmas blancos, el 0-1 subía al luminoso.

España salió en el segundo tiempo decidida a terminar con la resistencia escocesa por la vía rápida. El gol de Iniesta en el min. 55 era motivo suficiente para pensar que el partido acabaría en escándalo. Pero lo escandaloso resultó ser la pájara española. Ni en el día de su fiesta nacional España fue capaz de renunciar a una de sus mejores tradiciones, la siesta.

Un fallo de marcaje de Ramos facilitó el 1-2 de Naismith que de bonito cabezazo convocó al pueblo escocés a la rebelión. Poco tiempo después, un contragolpe de los locales significó el autogol de Piqué. El 2-2 de Escocia, escoció.

Pero España no iba a sucumbir a los clanes escoceses y los Mc Gregor, los Mc Culloh, los Mc Mannus, etc, no esperaban a nuestro Mc León. El jugador del Athletic, Llorente, salió en el minuto 76 y en el 79 aprovechó un centro de Capdevila para sentenciar el encuentro, 2-3 final.

Gran partido que enfrentó a un pueblo orgulloso y valiente como el escocés contra una selección campeona e histórica como la Roja. España lució reinado en Glasgow, pero el partido de hoy debe servir para aprender una lección. Sabemos que España es el nuevo Sheriff del pueblo. Pero el Oeste está lleno de forajidos rápidos y peligrosos que no dudaran en batirse en duelo hasta arrebatarnos nuestro tesoro más preciado, la estrella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario